Frase motivadora

¡SI QUIERES PUEDES!

martes, 25 de abril de 2017

El 1 de MAYO



Primero de Mayo Día Internacional de los Trabajadores




Es la fiesta del trabajo.
 La fecha de su celebración conmemora a Los mártires de Chicago, que fueron juzgados y condenados en EEUU por participar en las jornadas de lucha por la consecución de la jornada laboral de ocho horas, tras la huelga iniciada el día 1 de mayo de 1886. 
Se celebra en casi todo el mundo.
Hoy en día, se trata de una jornada en la que se piden mejoras para los trabajadores y se protesta por las situciones injustas que se dan en el mundo  laboral. Se organizan grandes manifestaciones que llenan las calles de muchas poblaciones.



Conocemos a Vasili Kandinski






 En el área de plástica para comprender mejor las técnicas plásticas, hemos conocido la obra de Vasili Kandinski, que combina, punto, raya, plano y color. Así lo hemos interpretado.







miércoles, 8 de marzo de 2017

MIguel Hernández



Miguel Hernández

75 aniversario de su muerte

Miguel Hernández Gilabert fue un poeta y dramaturgo 
de especial relevancia en la literatura española del siglo XX.

Nació en Orihuela,  el 30 de octubre de 1910
Murió en Alicante,  el 28 de marzo de 1942


martes, 7 de marzo de 2017

Castell de Sin, 2 de Marzo de 2017



En el Castell de Sin. Recuperando fuerzas tras la ascensión.

Procesionaria del pino

Bajada por el barranco de San Miguel
De camino al puerto de Biescas

Excursión a Graus

Llegada
 El pasado 23 de febrero fuimos de excursión
a Graus: Aula de la naturaleza, Industrias cárnicas Aventín y Paseo para descubrir Graus.
En el santuario de La Peña

Atendiendo las explicaciones.
Fin de recorrido en el monumento a Joaquín Costa


HISTORIA DE UNA VIDA: Irena Sendler




En 1942 los nazis crearon un ghetto en Varsovia e Irena horrorizada por las condiciones en que se vivía allí se unió al Consejo para la Ayuda de Judíos.  Consiguió identificaciones de la oficina sanitaria, una de cuyas tareas era la lucha contra las enfermedades contagiosas. Como los alemanes invasores tenían miedo de que se desatara una epidemia de tifus, toleraban que los polacos controlaran el recinto.

Pronto se puso en contacto con familias a las que les ofreció llevar a sus hijos fuera del Gueto. Pero no les podía dar garantías de éxito:
Lo único cierto era que los niños morirían si permanecían en él.

Las madres y las abuelas no querían desprenderse de sus hijos y nietos. Irena las entendía perfectamente, en aquel entonces, ella era madre, y de todo el proceso que ella llevaba a cabo con los niños, el más duro era el momento de la separación.

Comenzó a sacarlos en ambulancias como víctimas de tifus, pero pronto se valió de todo lo que estaba a su alcance para esconderlos y sacarlos de allí: cestos de basura, cajas de herramientas, cargamentos de mercaderías, sacos de patatas, ataúdes… en sus manos cualquier elemento se transformaba en una vía de escape.

Elaboró cientos de documentos falsos con firmas falsificadas dándole identidades temporales  a los niños judíos. Quería que un día pudieran recuperar sus verdaderos nombres, su identidad, sus historias personales, sus familias.

Entonces ideó un archivo en el que registraba los nombres de los niños y sus nuevas identidades. Apuntaba los datos en pedazos pequeños de papel y los enterraba dentro de botes de conserva bajo un manzano en el jardín de su vecino.

Allí aguardó, sin que nadie lo sospechase, el pasado de 2.500 niños… hasta que los nazis se marcharon.

Pero un día, los nazis supieron de sus actividades. El 20 de octubre de 1943, Irena Sendler fue detenida por la Gestapo y llevada a la prisión de Pawiak donde fue brutalmente torturada. 

Irena era la única que sabía los nombres y las direcciones de las familias que albergaban a los niños judíos; soportó la tortura y se rehusó a traicionar a sus colaboradores o a cualquiera de los niños ocultos. Le rompieron los pies y las piernas además de innumerables torturas. Pero nadie pudo romper su voluntad. Así que fue sentenciada a muerte. Una sentencia que nunca se cumplió porque camino del lugar de la ejecución, el soldado que la llevaba la dejó escapar. Oficialmente figuraba en las listas de los ejecutados, así que a partir de entonces, Irena continuó trabajando pero con una identidad falsa.

Al finalizar la guerra, ella misma desenterró los frascos y utilizó las notas para encontrar a los 2.500 niños que colocó con familias adoptivas. Los reunió con sus parientes diseminados por todo Europa, pero la mayoría había perdido a sus familiares en los campos de concentración nazis.

 Los niños sólo la conocían por su nombre clave: Jolanta.Pero años más tarde cuando su historia salió en un periódico acompañada de fotos suyas de la época, varias personas empezaron a llamarla para decirla: “Recuerdo tu cara….soy uno de esos niños, te debo mi vida, mi futuro y quisiera verte….”
 
Irena Sendler lleva años encadenada a una silla de ruedas, debido a las lesiones que arrastra tras las torturas sufridas por la Gestapo. No se considera una heroína. Nunca se adjudicó crédito alguno por sus acciones. “Podría haber hecho más,” dice siempre que se la pregunta sobre el tema. “Este lamento me seguirá hasta el día que muera.”

 Irena murió en el año 2008


I